Av. Arequipa 5198, Lima - Perú
Close
Centro Cultural Ccori Wasi Av. Arequipa 5198

Construyendo un hogar

En los múltiples matrimonios que debemos celebrar en nuestra iglesia siempre hablan las parejas que se van a casar que están decididas a construir un hermoso hogar. Cuando indagamos acerca del hogar que quieren, se refieren a una hermosa casa con televisor, una nevera de último modelo, teatro en casa, hermosos jardines y otras cosas que siguen enumerando. Tenemos siempre que entrar a cambiar los conceptos de hogar que hay en la sociedad, porque un hogar no es precisamente una casa grande con todo lo necesario, sino dos personas que se deben engrandecer en el inter-relacionamiento y acercamiento en las diferencias y que ello se debe dar en el tiempo. El trato tierno y cuidadoso del hombre hacia la mujer y la valoración diaria que le debe dar resaltando sus valores y minimizando sus defectos hace que el amor reine, y además que Dios escuche nuestros ruegos.

Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” (1 Pedro 3:7)

Por el lado de la mujer es necesario que ellas sean mujeres sujetas y respetuosas de su marido, dispuestas a su amor constante hacia su marido, amando sus hijos y construyendo hogar.

Que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.(Tito 2:4-5). (1 Pedro 3:7)

Esta parte es muy peligrosa, cuando uno de los dos incumple con estos pequeños detalles que para Dios son de peso extraordinario, porque, qué ejemplo de Dios se da al mundo cuando fallamos y no hacemos nada por construir lo que Dios nos ha mandado a construir? Esto es precisamente ejemplo para los hijos y las generaciones por venir.

Efesios 5:28
Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

Colosenses 3:18
Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.

Jorge y Mariella Santos

EnglishSpanish